¡Ofrezca Foie gras, la gente lo recordará!
En línea 28 julio 2015

No hay necesidad de esperar a que llegue el invierno y con éste, las fiestas de fin de año para poder degustar el foie gras. El placer en el sabor no distingue entre las estaciones del año. Los gastrónomos saben muy bien que el foie gras puede consumirse durante todo el año, inclusive en verano.

Canapés, tapas, tostadas gourmet o sándwiches… algunas recetas y preparaciones se adaptan perfectamente a una comida bajo la sombra de los árboles o a un aperitivo en la terraza.

 

El foie gras se combina deliciosamente con las frutas de verano (melocotón, albaricoque) y las frutas exóticas (mango, piña). También se puede combinar suculentamente con las hortalizas mediterráneas (berenjena, pimiento) y las ensaladas (lechuga, rúcula).

Las frutas y hortalizas de verano son importantes fuentes de vitaminas y antioxidantes. ¿Pero sabía usted que el foie gras tiene un gran contenido en grasas saludables – los ácidos grasos poli y monoinsaturados -  que son beneficiosos para la prevención de enfermedades cardiovasculares? También contiene hierro, vitamina A y vitamina B9 (ácido fólico).  [cf. lista de ingredientes REGAL, 1995].

 

Sirva el foie gras al principio de la comida, o como aperitivo, en el momento en que las papilas gustativas están más sensibles.

Si ha guardado el foie gras en el frigorífico, sáquelo un cuarto de hora antes de su degustación. Recuerde que no debe exponerlo demasiado tiempo al calor, ya que se trata de un producto delicado.

 

Para un verano lleno de sabor, los productores de foie gras se complacen en ofrecerle algunas recetas originales :