¡Ofrezca Foie gras, la gente lo recordará!

El Foie Gras tiene sus rituales.

El Foie Gras se degusta muy sencillamente. Pero tiene sus preferencias en lo que respecta a los sabores que deben acompañarlo.

Los panes

associer

Los clásicos

El pan de pueblo fresco o ligeramente tostado y las rebanadas de pan de molde son los dos grandes clásicos.
Pero también están : la baguette parisina o incluso la rústica, que parece estar muy de moda en este momento, el pan fermentado, estilo Poilâne, que es también un clásico con el Foie Gras.

Pruebe el pan con frutos secos !

Coloque un trozo de Foie Gras sobre una rebanada de pan con frutos secos un poco tostada. Le encantará la unión de lo dulce y lo salado !
Para poder apreciar toda la suavidad y el aroma del Foie Gras, pruébelo con tostado.

 

Vinos y Champagne

associer-2

Los vinos de sus orígenes

Pocos alimentos agradecen tan fácilmente como el Foie Gras su asociación con tantos caldos diversos. Resulta exquisita la alianza del Foie Gras y de un vino dulce y generoso, como el Sauternes. Todos los vinos de Aquitania, como el Jurançon o el Monbazillac, el Bergerac dulce, un Loupiac con mucho aroma, el Sainte-Croix-du-Mont magnifican el Foie Gras.

 

Fuera de su terruño original, otros vinos mezclan armoniosamente sus sabores con el del Foie Gras :

  • un Côteau de Layon
  • un Quarts de Chaume
  • un Bonnezeaux,
  • un Vouvray,
  • un Alsace Vendanges Tardives (le Tokay-Pinot Gris),
  • un Gewurztraminer.

El Círculo de Aficionados al Foie Gras aconseja estos vinos en sus mandamientos.

Asombrosos tintos

Los tintos finos casan también en perfecta armonía con el Foie Gras que entrega entonces sus sabores más sútiles: vinos finos de Médoc (Margaux, Pauillac), caldos del Libournais (Pomerol) y los tánicos Madiran y Cahors.

El Champagne

El Champagne es un cómplice recién incorporado que ya tiene sus incondicionales.

Si todavía duda, recuerde que únicamente una condición debe respetarse :

Los vinos han de tener una cierta complejidad y un bouquet evolucionado. Se evitarán por lo tanto los vinos demasiado ligeros, ácidos o jóvenes ya que perjudican al despliegue de aromas del Foie Gras. Pan, vino y Foie Gras, suntuosa trilogía...
En esta combinación de manjares se atesoran los mayores placeres. Las variaciones son tan numerosas como deliciosas, a condición de que se respeten algunos principios.

Los maridajes más inéditos

La trufa

Ya lo decía Curnonsky: "¡La trufa, siempre y en todas partes la trufa! ¡En verdad, es el alma perfumada del Périgord !"
Esta valiosa seta es compañera tradicional del foie, y particularmente del foie de oca. ¡Pero la trufa se marida muy bien con un buen foie de pato! Cuando se dice que un Foie Gras está trufado, significa, según la normativa, que contiene como mínimo un 3% de trufas. Trufado en un X% significa que el porcentaje de trufa varía entre el 1 y el 3%.

Y también ...

El foie puede disponerse en un plato de servicio acompañado por cubitos de jalea, una compota de frutos secos, confitura de cerezas negras de Itxassou, higos frescos, grosellas, granos de maíz blanco. ¡Dé rienda suelta a su imaginación! ¡Siga su inspiración! Al Foie Gras le encantan los juegos inventivos.
Última confidencia: conviene evitar las ensaladas con demasiada mostaza y vinagre. El Foie Gras odia lo amargo y los sabores demasiado potentes, deje que sea siempre él quien despliegue sus aromas.